Cuando nos proponemos nosotros mismos realizar labores de mantenimiento en nuestra vivienda como dar una mano de pintura a puertas de garaje en Granada que sean metálicas, podemos encontrarnos con la situación de no saber muy bien por dónde empezar o qué pasos seguir. Te damos algunos consejos para que puedas pintarla correctamente.

Las puertas de este tipo suelen ser de acero, aluminio o chapa galvanizada, y con el tiempo debido a golpes y roces pierden parte del esmaltado y quedan más expuestas a la corrosión del ambiente. Para poder pintarlas correctamente, en primer lugar las limpiaremos a fondo con agua y un cepillo para eliminar el barro y la suciedad acumulada. Como suelen acumular aceites del interior del aparcamiento, es recomendable emplear productos desengrasantes.

Una vez esté seca y para que la pintura pueda adherirse bien, es importante realizar un lijado de toda la superficie. Si la puerta ya ha perdido el esmaltado y se ha empezado a oxidar, tendrás que emplear una lija gruesa para poder eliminar las zonas con óxido, y antes de pintar deberás aplicar una capa de esmaltado para puertas de garaje en Granada, que suele ser a base de zinc anodizado.

Por último, tras seleccionar una pintura antióxido para metal del color que deseemos, daremos una primera mano a conciencia, tratando de superponer las secciones de la puerta unas con otras para asegurarnos de que todas quedan bien impregnadas. Podemos emplear un rodillo para las partes grandes y repasar las zonas de difícil acceso con una brocha. Cuando seque, daremos una segunda pasada y dejaremos secar.

A pesar de que en Electro Fer nuestras puertas de garaje automáticas ya vienen preparadas para aguantar las condiciones climatológicas y de uso durante mucho tiempo, con el paso del tiempo requerirán un mantenimiento. Esperamos que te hayan sido de utilidad estos consejos.