En la actualidad, la gran mayoría de las puertas de garaje en Granada son automáticas, por lo que no es necesario intervenir más que utilizando algún tipo de accionamiento para abrirlas (sensores, interruptores, mandos…). Pero hubo un tiempo en el que todas estas puertas eran manuales y requerían de algún tipo de esfuerzo por parte del ser humano.

Seguramente pensarás que el origen de las puertas automáticas no debe quedar muy alejado en el tiempo, y que proviene de los desarrollos técnicos más o menos recientes de la humanidad. Por eso te sorprenderás en cuanto sepas cuándo fue inventada la primera puerta accionada automáticamente:

Fue en el siglo primero después de Cristo, cuando un famoso ingeniero llamado Herón de Alejandría inventó un mecanismo de poleas y transmisiones que, a falta de haberse descubierto todavía los sistemas eléctricos, era accionado por vapor de agua. Desde entonces, mucho han cambiado las cosas hasta llegar a las modernas puertas de garaje en Granada de hoy.

Hay que viajar muchos siglos para encontrar una puerta automática más o menos semejante a las de hoy en día. En el siglo XIX se inventa el motor eléctrico y esto posibilita que, en la década de los años veinte del siguiente siglo, una empresa llamada “Overhead Door Corporation” fabrique la primera puerta de garaje automática ascendente.

A partir de entonces no dejan de aparecer novedades: se fabrican puertas correderas, abatibles, seccionables y basculantes. Sus bastidores son de acero en los noventa, y son forradas con aluminio, mientras que en el nuevo siglo se comienza a utilizar aluminio también para los bastidores, mejorando y mucho la calidad de las puertas.

Y así son las puertas automáticas de calidad en Granada que te ofrecemos en Electro Fer, para que ahorres tiempo y dinero y puedas disfrutar de lo que más importa, siempre con la tranquilidad de que tu coche estará bien protegido.