Cualquier profesional de la instalación de puertas de garaje en Granada te dirá que un buen mantenimiento es clave para alargar la vida útil de estos elementos. Como todo en la vida, cuanto más las cuides más tiempo te durarán en perfecto estado. Por eso hemos decidido dedicar esta entrada a sugerirte unas buenas prácticas, gracias a las cuales conseguirás estos objetivos.

Las puertas de garaje en Granada, en la actualidad, son automáticas en su mayoría. Ello quiere decir que incorporan mecanismos que accionan su apertura y cierre con solo pulsar un botón de tu mando a distancia. Estos sistemas, en ocasiones, pueden averiarse por diferentes motivos, como estar expuestos a lluvias y otras inclemencias meteorológicas o al deterioro producido por insectos y roedores que anidan en sus motores, principalmente en aquellas puertas que son exteriores.

De ahí la importancia de que te asegures de que las guías y las juntas estén limpias, que no haya grietas ni fugas de agua en la carcasa de los motores y que los muelles y todas las piezas que conforman la puerta estén debidamente engrasados. Debes saber que la suciedad provoca que estos mecanismos se deterioren y que el sol hace que el material se resquebraje con el tiempo.

Ten en cuenta que la puerta de tu garaje es garantía de seguridad, por lo que debe estar en perfecto estado para que cumpla con su función. En este sentido, conviene que hagas comprobaciones periódicas para asegurarte de que los retenes funcionan correctamente. También, que sustituyas los paneles cuando detectes algún golpe, puesto que a la larga esto podría desencadenar averías más importantes y costosas.

Nunca fuerces manualmente la puerta y ten siempre un mando de repuesto. En caso de avería, llama cuanto antes a tu servicio técnico de confianza. En Electro Fer contamos con un equipo de profesionales capacitado para dar solución a todas tus peticiones.