Si estás pensando buscar ofertas de puertas de garaje en Granada, la mejor opción es siempre ponerte en manos de un profesional para que te asesore en la mejor elección.

Estas puertas de garaje en Granada son robustas y cómodas, pero a veces pueden tener algún problema que haga que no funcionen adecuadamente. A continuación, verás algunos problemas con los que te puedes encontrar:

El primer problema y el más habitual es que el ojo eléctrico no funcione. En la mayoría de las ocasiones es porque el ojo está sucio. Para limpiarlo, debes utilizar un limpiador de cristales y un trapo suave o un paño de limpiar las gafas. Los sensores electrónicos son muy sensibles a rayaduras y deben tratarse con mucha delicadeza. Una vez hecho esto, deberás comprobar si desciende y se levanta correctamente. El control remoto se debe limpiar de la misma manera y con el mismo cuidado.

Las puertas de garaje vienen con una placa sensorial que a veces se encuentra atascada por cualquier objeto, como una hoja o rama de árbol. En este caso, deberás retirar el obstáculo y comprobar que se solucionó el problema.

La correa de empuje es algo de suma importancia también en las puertas de garaje automáticas. Para saber dónde ubicarla, deberás consultar el manual que venía con la puerta y así podrás ver si se ha roto. En este caso, tendrás que llamar a un profesional para que arregle la avería, pues la correa de empuje transfiere electricidad y podría producirse un accidente.

Recuerda tener siempre bien guardado el manual para saber dónde están localizadas todas las partes de la puerta de tu garaje.

Desde Electro Fer te animamos a confiar en los profesionales para que te enseñen todos los modelos de puertas de garaje que existen en el mercado y elegir la mejor opción para ti.