Las puertas automáticas en Granada cuentan, como su propio nombre indica, con automatismos susceptibles de sufrir fallos o averías. Es importante que conozcas las más comunes para que, en el caso de producirse una de estas averías en tus puertas automáticas, puedas identificarla y, sobre todo, actuar en consecuencia.

Normalmente, clasificamos los posibles fallos según los diferentes tipos de puertas automáticas en Granada que existen. Esto es porque cada una de ellas tiene unas características diferentes según sus automatismos y materiales.

Las puertas más comunes en nuestras viviendas son las abatibles, cuyas principales averías tienen que ver con la fotocélula o con alguno de los motores que se encargan de abrir o cerrar las puertas abatibles. No son comunes los fallos por obstáculos y atascos en este tipo de puertas, ya que no disponen de raíles.

Las puertas automáticas correderas, a pesar de sus múltiples ventajas, son las más susceptibles a sufrir averías. Estas tienen su origen generalmente en la fotocélula, el motor o los raíles. Podemos hacernos una idea de cuál de estos elementos es el causante comprobando el correcto funcionamiento de cada uno de ellos. En el caso de los raíles, nos cercioraremos de que no existan obstáculos en ellos, por otro lado, sabremos si el problema está en la fotocélula bloqueándola y desbloqueándola. Por último, es importante comprobar el ruido del motor para saber si este es el causante de la avería.

El motor es el principal foco de averías en las puertas automáticas basculantes. En el caso de que la potencia de este no sea la suficiente, la puerta sufrirá atascos o no subirá ni bajará completamente.

Desde Electro Fer te ayudamos a identificar la avería o lo hacemos por ti. Después, nuestros profesionales acabarán con el problema lo antes posible para que tu puerta automática vuelva a estar como nueva.